fotografia Essential Views


Speyside


Rothes


Donde todo empezó


Reportaje fotográfico © Ricardo Murad

Speyside



La tierra del whisky

Más de la mitad del centenar de destilerías con las que cuenta Escocia se encuentran en la zona del Speyside (Strathspey en gaélico), la región natural del nordeste del país donde mejor se condensa la cultura del whisky. El territorio está surcado por el río Spey, el segundo más largo (172 km) y el más rápido de Escocia, que destaca por tener una de las mayores poblaciones de salmones de Europa. Y aunque es cierto que en el entorno del río se venera, como en ningún otro lugar del mundo, lo que llaman «el agua de la vida» –significado de whisky en idioma local–, en el valle del Spey también hay pueblos de raíces marineras, castillos que evocan el mundo de los clanes y la defensa de la cultura escocesa así como los espectaculares paisajes de montaña del Parque Nacional de Cairngorms.

La forma más cómoda de acercarse al Speyside es desde Aberdeen, una ciudad con edificios de granito y un puerto que conecta Escocia y el Mar del Norte. Aberdeen es solo la puerta de entrada pero, antes de surcar las tierras del Spey y del whysky, vale la pena explorar sus alrededores. Lo mejor es hacerlo en coche por sinuosas carreteras que enlazan pueblos dispersos y algunos de los castillos más imponentes de Escocia.

Unos 25 kilómetros al sur se llega al pueblo pesquero de Stonehaven, de donde salen las excursiones al castillo de Dunnottar. Fue una de las fortalezas más importantes entre los siglos XIV y XVI y sus ruinas siguen imponiendo gracias a su emplazamiento

Fuente : National Geographic España